En Mil, Virgilio Martínez escribe una carta de amor a Moray

De pie a 3.5000 metros sobre el nivel del mar y mirando hacia las terrazas de Moray, las antiguas ruinas incas del Perú, el chef Virgilio Martínez , inauguró Mil.

Parte restaurante, en parte laboratorio, Virgilio Martínez y su equipo investigarán y catalogarán ingredientes andinos nativos a través de Mater Inciativa, grupo interdisciplinario de antropólogos, biólogos, nanotecnólogos que se enfocan en encontrar ingredientes únicos para Perú. Mil servirá como una segunda rama operativa para el grupo.

Hasta ahora, han archivado 55 variedades de papa , 15 tipos de quinua, más de 20 variedades de maíz.y ocho versiones de cacao Chuncho, nativo de Perú, informó Food & Wine.

mil-cusco-peru-virgilio-martinez-restaurant-opening-blogpost-tarwi-ceviche.jpg

Cortesía de César del Río

Martínez dice que podrían meter a cien personas en el restaurante, pero él solo lo limita a 20. «Quiero asegurarme de que sea de buena calidad, sin errores», dice. 

Llevamos a la gente afuera para tomar este curso de los hornos calientes», dice Martínez. «Es bastante bueno porque podrás ver los hermosos paisajes aquí». Entonces, por tentador que sea decir que los ingredientes son la estrella de Mil, es realmente Moray y su gente.

Al respecto, Virgilio Matínez indicó que antes solía explorar el mundo para ver diferentes cocinas, experimentar diferentes culturas y conocer diferentes chefs, pero ahora hace lo mismo pero en su propio país.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*